¿QUÉ HAY DE POSITIVO EN LA PSICOLOGÍA POSITIVA?

La psicología positiva es el estudio científico de lo que va bien en la vida desde que nacemos hasta que morimos. En la vida hay altibajos, la psicología positiva no reniega de los baches pero pretende que se le preste atención a lo bueno. Estudia cómo mejorar la calidad de vida y prevenir la psicopatología.

Martin Seligman fue presidente de la American Psychological Association y en 1998  se encargó de abrir paso a la psicología positiva. Experto en el tratamiento de la depresión, entendió que enfocarse en reforzar habilidades, construir y reforzar lo bueno, era también importante para mejorar.

La psicología tradicionalmente ha estado enfocada en el estudio de la patología investigando qué hay mal para repararlo. El énfasis en la enfermedad tiene su coste. Las personas son vistas frágiles, con mala genética, víctimas.

La psicología positiva propone que hay que corregir el desequilibrio y desafiar al modelo de enfermedad. Hay que investigar más sobre la excelencia y el éxito sin restar importancia a los problemas. Es una nueva manera de ver la misma situación pero enfocándose en aquello que está bien, en lo que funciona y ver por qué y cómo la gente tiene vidas saludables.

Suele acompañarse el término psicología positiva con un :-D pero una sonrisa no es un indicador infalible de todo lo que hace que la vida valga la pena. Cuando estamos comprometidos con actividades, cuando hablamos desde el corazón o cuando hacemos algo heroico quizás no estamos sonriendo o experimentando placer en ese momento. Todo eso son preocupaciones centrales de la psicología positiva pero restan fuera del reino de la “felizología”.

Los psicólogos positivos estudian rasgos como la amabilidad, curiosidad y la habilidad de trabajar en equipo así como valores, intereses, talentos y habilidades. También instituciones sociales como permiten una buena vida: amistad, matrimonio, familia, educación, religión. Otras áreas que la psicología positiva también investiga son el optimismo, la esperanza, la felicidad, la autoestima, la creatividad o la motivación.

La psicología positiva puede ser aplicada en psicoterapia. La terapia tradicional trabaja reduciendo los síntomas negativos y eso funciona. La psicología positiva es un complemento a la terapia tradicional proponiendo técnicas que anima a las personas a identificar y desarrollar sus emociones positivas y experiencias.

Referencias:

Seligman, M.E.P., & Csikszentmihalyi, M. (2000). “Positive psychology: An introduction”. American Psychologist, 55, 5-14.

Seligman, M.E.P., Rashid, T., & Parks, A.C. (2006). Positive psychotherapy. American Psychologist(61),8, 772-788.

- Imagen Fotomaker

The following two tabs change content below.

Silvia Gálvez Vázquez

Psicóloga especializada en psicología positiva y desarrollo personal. Realiza talleres y grupos terapéuticos.

Deja tu mensaje


− 3 = seis